¿Quién soy?



¡Hola! Soy Noelia Schulz y me dicen Noe. Tengo 33 años y soy Mamá de Octavio; además de Doula, Asesora de Porteo, Blogger, Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires y Co-Directora de Crianza en Brazos Escuela de Porteo, la primera escuela de porteo de Argentina.

He trabajado casi toda mi vida profesional en temas relacionados con la comunicación institucional y las tecnologías digitales; a la par que escribía (porque no puedo vivir sin escribir). En los últimos años me especialicé en un montón de otras cosas gracias a la llegada de #Oti.

Voy a decir un cliché: la maternidad significó una revolución total en mi vida. Supe en el embarazo que iba a ser mamá de un bebé prematuro y eso me llevó a buscar información. Leí todo lo que tuve a mi alcance. Sobre lactancia, apego, crianza, puerperio, bebés prematuros, cuidados madre canguro. Así fue como llegué al porteo. Sin proponérmelo.

Octavio León finalmente nació por cesárea de urgencia -una cesárea terriblemente dura- el viernes 17 de agosto de 2012. 1,520 gramos de amor que pude conocer recién al lunes siguiente, entre pasos temblorosos, incubadoras, pitidos y  lágrimas incontrolables.

Nuestra primer foto juntos, el 22 de agosto de 2012

No fue fácil. Quien haya vivido la experiencia de volver a casa con las manos vacías y el corazón estrujado sabe cuán doloroso puede ser. Nos esperaba un largo mes de neo: de progresos, de miedos, de gramos, de piel a piel, de aprendizajes, de contradicciones.

Cuando finalmente alcanzamos los ansiados 2 kilos todavía nos esperaban muchos desafíos, pero yo tenía la convicción de que el amor todo lo puede y así fue como comenzamos a portear, a pasar los días pegados, sanando, recuperando el tiempo perdido. Ese contacto era una necesidad. De los dos.

Una de las primeras fotos en casa, un regalo del tata Kambrosis

A los 3 meses mi bebé miniatura ya pesaba lo mismo que cualquier bebé a término. Era sano, cachetón, feliz. Amábamos portear... ¡A pesar de hacerlo bastante mal! (jaja). Comencé a recomendar el porteo a todas mis amigas y a devorar los pocos libros que me habían quedado pendientes. Conseguí más. Me animé a copiar párrafos, agregar mis propias palabras y enviarlos por email. Sentía que esta crianza que yo estaba eligiendo podía hacer más libres y felices los días de muchas otras familias.

¡Tenés que escribir un blog! Me decían algunas amigas. Y un día me animé. Creé Criando Pensamientos, con timidez. Un sitio destinado a difundir la crianza respetuosa. Muy pronto el blog se llenó de posteos, fotos, entrevistas y citas. Al tiempo llegó la propuesta de Infobae para tener mi propio blog de maternidad. Y nació Ser-Madres. Seguí capacitándome, en forma presencial y a distancia. Leyendo, cuestionando, observando. Tuve el placer de aprender de referentes como Carlos González y Álvaro Pallamares en vivo en más de una ocasión. Colaboré escribiendo en diversos medios, como la revista Mi Pediatra, el portal iMujer, la revista Maternar en Tribu, entre otros.

En 2014, casi de casualidad, me llegó una oportunidad única. Había estado averiguando durante más de un año por formaciones sobre porteo, pero todas eran costosas y online. Entonces me contactó  Noelia Fernández (fisioterapeuta española y asesora de porteo) con la intención de dar un taller de porteo en Buenos Aires. ¡Y no perdí la ocasión! Le pedí que me forme como asesora y, después de pedir permiso a su maestra, la alemana Sussane Lenk, mi tocaya trajo a la Argentina su muñeco salao, sus manuales, su energía desbordante y sus soñados portabebés. Me formé como asesora junto a mis amigas Paula y Virginia (de Kuyu) con quien administro Crianza en Brazos, el grupo de porteo de Facebook más grande de habla hispana. Fundé Cangureando y desde ese día (y hasta hoy) continúo aprendiendo, estudiando, traduciendo artículos y difundiendo el porteo ergonómico, seguro y respetuoso.

Con el tiempo Crianza en Brazos se tranformó en un sueño hecho realidad, hoy es la primera escuela de porteo de Argentina.


Mis ganas de ayudar a otras familias no dejaron de crecer. Y en 2015 elegí formarme como Doula en Doulas de Argentina. Ahora también acompaño mujeres en sus caminos maternales desde el embarazo hasta el parto y el puerperio. Continúo escribiendo sobre maternidad, crianza, infancia, vínculos, comunicación y porteo.

Ofrezco talleres de crianza respetuosa y de porteo ergonómico, asesoro personalmente a familias y empresas y tengo consultorio en la Ciudad de Buenos Aires. Durante el último año he ofrecido talleres en instituciones como la Maternidad Estela de Carlotto, la Fundación Dar Salud, el Hospital Álvarez, y en otras ciudades como La Plata y Mar del Plata. Actualmente me encuentro formando personas que desean aprender más sobre porteo ergonómico a través de la primera formación de consultores de porteo ergonómico de nuestra escuela, Crianza en Brazos.


¡Sin duda alguna amo mi trabajo!


  


2016 me encuentra con dos grandes proyectos en equipo: un libro sobre crianza y la apertura de nuestra soñada escuela de porteo, Crianza en Brazos, junto a mis amigas y colegas de Kuyu Porteo.

Octavio creció. Crecimos juntos. Seguimos creciendo a la par. Y sigo apostando a un modelo de familia basado en el amor, el respeto y la comunicación. Para soñar con un mundo mejor yo elijo aportar mi granito de arena, cada día.


¡Contactame!
Facebook | Twitter | Instagram

4 comentarios:

  1. Qué linda historia, yo me encontré cangueando a mi bebé porque, simplemente, no la podía soltar, descubrí tarde el fular y quede con un brazo cansado pero con la certeza de que, aún hoy con sus dos años, su lugar en es mis brazos, sobre mi pecho, dormida, transpirada y con el hilo de baba que me hace cosquillas entre las lolas!!! Ahora ya no quiere dormir tanto con nosotros, ya no necesita dormirse siempre en brazos y a veces la extraño, pero la veo independiente, suelta y me llena de paz saber que el cansancio y, a veces, agobio dan sus frutos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Cintia, ¡nada más hermoso que verlos crecer y seguir apostando a acompañarlos desde el amor!

      Eliminar
  2. Qué linda historia Noelia! Felicitaciones a vos y a tu bebé hermoso por todo lo recorrido y por todo lo que crecieron juntos.

    ResponderEliminar