jueves, 2 de julio de 2015

7 Ideas para crear abrigos de porteo caseros

Foto: Sol Mantilla

El invierno y el porteo son excelentes compañeros. Estar juntitos genera más calor y ayuda a regular la temperatura a los bebés más pequeños. Pero... ¿cómo nos abrigamos?

El primer consejo que doy a quienes portean en invierno es... ¡Abriguemos por arriba! Es decir, poca ropa en ambos cuerpos (preferentemente de algodón) y alguna prenda amplia que luego cubra a los dos. Esto facilita el ajuste, ya que hacer nudos o tensiones con mucha ropa es incómodo e inadecuado. Además, aseguramos que las prendas y telas que están en contacto  directo con el bebé sean suaves y amables con su delicada piel. Por otro lado, nos permite desabrigarnos con facilidad al ingresar a un espacio cerrado para que la diferencia de temperaturas no sea abrupta y nos brinda la posibilidad de acostar al bebé (si se ha dormido) sin tener que quitarle ropa ni manipularlo demasiado.

En algunos países encontramos abrigos especialmente diseñados para esta función... Aquí en Argentina no es nada usual. Fue así como recurrí a la creatividad inagotable de la comunidad porteadora y en este post recolecto opciones para crear abrigos de porteo "caseros". 7 ideas brillantes y algunas geniales modelos invitadas.




1. Abrigos de embarazada
Si de casualidad compraste un abrigo durante tu embarazo... ¡No lo regales ni guardes! Es muy posible que pueda adaptarse como abrigo canguro. Simplemente no prendas los primeros botones. Podrás cerrarlo usando algún prendedor o adaptando nuevos botones, cintas o lo que se te ocurra. 




2. Ruanas o tejidos abiertos
Quizás tenés alguna durmiendo en el armario de tu familia. ¿Alguna vez te imaginaste que podías usar esta prenda tejida como abrigo para llevar a tu peque? Incluso podés copiar el formato y comprar un rectángulo de tela polar, cortar hasta la mitad y cruzar adelante. ¡No necesitás siquiera coserlo! Gracias Mariana por la fantástica idea. En la tercer foto Pau lo ejemplifica con un muñeco "salao". Lo mejor de este abrigo es que al tener un lateral abierto podés usarlo para portear a la espalda sin ningún problema.


3. Capas y abrigos de un solo botón 
Los conseguimos en casi cualquier comercio de barrio. Son amplios, económicos y de telas calentitas como el polar. Corriendo el ojal y el botón más hacia el medio logramos un abrigo de porteo en minutos. 



4. Sacos amplios con o sin botones
Un clásico que nos modelan en este caso Noe, Sil y Ane junto a sus bebés. Juntos salen al frío bien abrigados y cangureando. Podés prenderlo con un pin o adaptando algún botón o cinta.




5. ¡Una campera de papá!
Belén nos cuenta un secreto: las camperas frizadas de hombre suelen ser un buen truco. Son grandes, abrigadas y con cierre. Ideales para transformar en abrigo de porteo en segundos.



6. Botones con botones
Ceci encontró un abrigo casi a medida. Unió un saco de lana de su bebé a uno propio, prendiendo los botones a los ojales ajenos (el saco de bebé queda con las costuras para afuera, por lo cual si tiene capucha se puede usar sin problemas). ¿No les parece una idea súper creativa? 
 

7. Cobertor de porteo casero
Romina se da maña con la costura y creó un cobertor de porteo que se adapta a diferentes tipos de portabebés. Si te animás, acá te dejo un link de cómo lograrlo. 

¿Cómo se abrigan ustedes? ¿Han creado algún abrigo de porteo que quieran sumar a la lista? ¡Todas las ideas son bienvenidas!

3 comentarios:

  1. Bravo Noe! ^^ portabebés con ropa de casa y luego nos abrigamos juntos, así cuando llegues al destino os desabrigais juntos tb. Si ponemos abrigos gruesos y luego el portabebés, a parte de ir incómodo, si se ha dormido al sacarle del portabebés y luego su abrigo seguro que se despierta y es un bajón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, gracias por aclararlo!!! Voy a añadir parte de esta info en el posteo :D

      Eliminar
  2. he visto en internet mantas tejidas al crochet en forma de estrella que se enganchan a los hombros de mamá. y con maña de costura podés hacer un rectángulo (incluso reciclar una campera) con cierre desmontable a los lados (o botones), sería una extensión a la campera de mamá y ambos quedarían bien cerraditos para que no les entre el chiflete.

    ResponderEliminar